Instrucciones postoperatorias: Después de la extracción de dientes

ATRÁS

Después de su Cirugía

Instrucciones postoperatorias

La debida atención posoperatoria después de la cirugía es muy importante para optimizar el proceso de cicatrización y disminuir las complicaciones de la extracción de dientes.

Inmediatamente después de la cirugía

La gasa debe mantenerse en su lugar con una presión firme sobre el área donde se extrajo el diente. Quite la gasa después de 30 minutos. Si hay sangrado excesivo persistente, reemplácela con una gasa nueva y muerda firmemente de nuevo. Evite enjuagar la boca de manera vigorosa y masticar en las áreas donde se realizó la extracción del diente. Esto puede causar un aumento en el sangrado o que se desprenda el coágulo de sangre.

Se recomienda una dieta blanda o líquida durante las primeras 24 horas después de la extracción del diente. Después de 24 horas, podrá avanzar en su dieta gradualmente, según lo permita su nivel de comodidad. Evite succionar a través de pajillas y comer alimentos duros, crujientes y picantes. Tome los medicamentos recetados para el dolor antes de que desaparezca el adormecimiento de la anestesia local.

Restrinja sus actividades en el día de la cirugía y regrese a sus actividades normales lentamente. Coloque compresas de hielo en la parte externa de la cara donde se realizó la extracción del diente. Use hielo durante las primeras 48 horas para disminuir la hinchazón aplicándolo continuamente según lo tolere.

Sangrado

Un leve sangrado y enrojecimiento en la saliva son comunes después de la cirugía de extracción del diente. Si hay sangrado en exceso, frote suavemente cualquier coágulo en la boca y luego coloque una gasa limpia sobre el área y muerda con firmeza durante 30-40 minutos. Repita cada 30 a 40 minutos con una gasa nueva. Si continúa el sangrado excesivo, muerda de manera firme una bolsa de té humedecida con agua fría durante 30-40 minutos. Saque lentamente la bolsa de té y deje el área sin tocar. Si hay sangrado excesivo continuado, llame a nuestro consultorio para obtener más instrucciones. Además, evite hablar en exceso, beber de una pajilla o masticar en exceso si existe sangrado persistente.

Hinchazón

La hinchazón es normal después de cualquier procedimiento quirúrgico que involucre la extracción de dientes. El grado de hinchazón varía y depende de la magnitud de la cirugía y de cada paciente. La hinchazón alrededor de la boca, mandíbulas, mejillas y debajo de los ojos no es poco común. La hinchazón generalmente alcanza su máximo de 2 a 3 días después del procedimiento de extracción del diente. La hinchazón se puede disminuir con el uso inmediato de compresas de hielo en las primeras 48 horas. Las compresas de hielo deben aplicarse en la parte externa en el lado donde se realizó la cirugía. Mantenga el hielo colocado de manera continua según lo tolere. Además, sentarse erguido y no acostado de manera plana en el primer día ayudará a disminuir la cantidad de inflamación. Puede que le hayan recetado otros medicamentos antiinflamatorios, tales como la dexametasona (Decadron®). Si le recetaron estos medicamentos, siga las instrucciones escritas en el frasco.

Dolor

Normalmente se requieren medicamentos para el dolor después de la cirugía de extracción de dientes. Si usted puede tomar ibuprofeno (Motrin® o Advil®), tome 400-800 mg cada 6 a 8 horas o según lo recetado por su doctor. El ibuprofeno ayudará con el alivio del dolor y la reducción de la hinchazón ya que es un antiinflamatorio. Si usted no puede tomar ibuprofeno, entonces debe tomar de 1 a 2 tabletas de acetaminofén (Tylenol® regular, 325-650 mg) cada 4-6 horas. Si le recetan un medicamento para el dolor más fuerte como Norco® (hidrocodona con acetaminofén), Tylenol con codeína, o Percocet® (oxicodona con acetaminofén), puede tomarlo además del ibuprofeno si el dolor es intenso, pero no combine Norco, Tylenol con codeína, o Percocet con cualquier medicamento que contenga acetaminofén (Tylenol). Siga las instrucciones escritas en su frasco de prescripción. Si usted toma cualquiera de estos medicamentos, no conduzca ni trabaje cerca de maquinaria. Asimismo, evite el consumo de alcohol mientras está tomando estos medicamentos.

Si no está seguro de cuánto analgésico puede tomar o con qué frecuencia, por favor llámenos.

Si el dolor es intenso, no se controla con sus medicamentos o persiste, póngase en contacto con nosotros.

Higiene oral

La higiene oral correcta es importante porque ayuda a reducir las probabilidades de una infección. Debe empezar a enjuagar su boca con cuidado desde el día de la extracción del diente. Si le dan una receta para enjuague bucal, siga las instrucciones de la receta. Si no le dan una receta, enjuague con agua tibia con sal suavemente dos veces al día. Puede cepillarse los dientes el día después de la extracción del diente, pero tenga cuidado de no traumatizar el área donde se realizó la cirugía.

Dieta

Si le realizaron sedación intravenosa o anestesia general para el procedimiento de extracción del diente, debe tomar líquidos inicialmente. Su dieta puede progresar a alimentos más sólidos según los tolere. Asegúrese de tener una nutrición y líquidos adecuados para prevenir la deshidratación.

Náuseas y vómitos

Después de la sedación intravenosa o anestesia general para una extracción de diente, algunos pacientes pueden sentir náuseas y vómitos. Para evitar este problema, no tome sus medicamentos con el estómago vacío. Suspenda sus medicamentos, si es posible, hasta que las náuseas disminuyan. Trate de mantenerse hidratado con líquidos. Algunas veces, los pacientes sienten náuseas por los analgésicos recetados, especialmente los medicamentos más fuertes para el dolor como la hidrocodona o la oxicodona (Norco o Percocet). Intente suspender los medicamentos para el dolor y vea si las náuseas disminuyen. Si han seguido las náuseas y los vómitos, llame a nuestro consultorio para obtener más instrucciones.

Hematomas y decoloración

Después de la extracción del diente, algunos pacientes pueden notar hematomas o decoloración alrededor de las áreas donde se realizó la cirugía. Esto es normal en la etapa posoperatoria y puede demorar varios días en desaparecer.

Opresión en la mandíbula o apertura limitada de la boca

Esto es normal después de la extracción del diente y mejorará y se resolverá con el transcurso del tiempo. En ocasiones, se le pueden enseñar ejercicios para la mandíbula a fin de ayudarle a aumentar su apertura mandibular.

Mareos o aturdimiento

Después de la sedación intravenosa o anestesia general, algunos pacientes pueden sentir mareos al pararse. Siempre tenga a alguien que lo vigile durante las primeras 24 horas después de la sedación. No se levante rápidamente desde una posición de sentado o acostado, y asegúrese de permanecer hidratado con líquidos.

Fumar

Fumar puede inhibir el proceso de cicatrización y puede causar más dolor después de la cirugía. Para garantizar la mejor recuperación posoperatoria, absténgase de fumar por el tiempo que le sea posible después de la cirugía.

Si usted tiene preguntas o inquietudes después de la extracción del diente, no dude en comunicarse con nuestro consultorio. Estamos de guardia las 24 horas del día.

Preguntas?
Estamos Aquí Para Ayudar

Póngase en contacto con nuestra oficina si tiene alguna pregunta o problema con estas instrucciones.

Versión PDF
Instrucciones de Descarga

Sigue las instrucciones sobre la marcha. Descargar en formato PDF.